25 de noviembre de 2016

¡Abuelo, ha muerto Marcos Ana!


   A pesar de que a ambos os une vuestro humilde origen salmantino, es más que probable que nunca os conocierais en vida.

Félix Sánchez Alen
Prisión Central de Burgos, septiembre de 1942?

   Abuelo, ha muerto Marcos Ana y quiero decírtelo porque lo que si os une a ambos es un pasado común entre los muros de la Prisión Central de Burgos. Allí os encerraron acusados de luchar por unos ideales, por defender lo que considerabais una legítima causa. A ambos os costó años de privación de libertad. Otros muchos dieron su vida. Nunca volvieron y nunca lo pudieron contar.

   Yo ahora sé que ambos visteis el mismo “trocito de cielo por donde a veces pasan una nube perdida y algún pájaro huyendo de sus alas”.


   Abuelo, quiero compartir contigo un poema de Marcos Ana que habla de los sentimientos que ambos experimentasteis entre los muros de esa prisión, de aquel patio “donde giran(ban) los hombres sin descanso”.





Mi vida
os la puedo contar en dos palabras:
un patio.

Y un trocito de cielo 

por donde a veces pasan
una nube perdida 

y algún pájaro huyendo de sus alas


MI CORAZÓN ES PATIO 
A María Teresa León

La tierra no es redonda:
es un patio cuadrado
donde los hombres giran
bajo un cielo de estaño.

Soñé que el mundo era
un redondo espectáculo
envuelto por el cielo,
con ciudades y campos
en paz, con trigo y besos,
con ríos, montes y anchos
mares donde navegan
corazones y barcos.
Pero el mundo es un patio.
Un patio donde giran
los hombres sin espacio.

A veces, cuando subo
a mi ventana, palpo
con mis ojos la vida
de luz que voy soñando.
Y entonces digo: “El mundo
es algo más que el patio
y estas losas terribles
donde me voy gastando”.
Y oigo colinas, libres
voces entre los álamos,
la charla azul del río
que ciñe mi cadalso.
“Es la vida”, me dicen
los aromas, el canto
rojo de los jilgueros,
la música en el vaso
blanco y azul del día.
La risa de un muchacho...

Pero es soñar despierto:
mi reja es el costado
de un sueño que da al campo.

Vicent Van Gogh, La ronda de los presos, 1890.

Amanezco, y ya todo
-fuera del sueño- es patio.
Un patio donde giran
los hombres sin espacio.

¡Hace ya tantos siglos
que nací emparedado,
que me olvidé del mundo,
de cómo canta el árbol,
de la pasión que enciende
el amor en los labios,
de si hay puertas sin llaves
y otras manos sin clavos!
Yo ya creo que todo
-fuera del sueño- es patio.

Un patio bajo un cielo
de fosa, desgarrado,
que acuchillan y acotan
muros y pararrayos.

Ya ni el sueño me lleva
hacia mis libres años.
Ya todo, todo, todo
-hasta en el sueño- es patio.
Un patio donde gira
mi corazón, clavado;
mi corazón, desnudo;
mi corazón, clamando;
mi corazón, que tiene
la forma gris de un patio.

Un patio donde giran
los hombres sin descanso.

NOTA; Fernando Macarro Castillo, más conocido como Marcos Ana (seudónimo formado con los nombres de sus padres) nació el 20 de enero de 1920 en la pedanía de San Vicente, municipio de Alconada (Salamanca). Murió en Madrid el 24 de noviembre de 2016. Entre otras prisiones, estuvo encarcelado en la Prisión Central de Burgos desde 1946 hasta su puesta en libertad en noviembre de 1961 (Nota Biográfica - Marcos Ana). Félix Sánchez Alen nació en Béjar (Salamanca) en julio de 1905 donde murió en mayo de 1988. Estuvo preso en el penal burgalés desde junio de 1941 hasta su puesta en libertad en octubre de 1944 (Nota Biográfica - Félix Sánchez Alen).

 J. Félix Sánchez - 25/11/2016